Packaging “en todos los sentidos”

En la elección de un producto intervienen los cinco sentidos. Incluso podríamos hablar de un sexto: el subconsciente. Un envase atrapa visualmente por su estética, seduce por su aroma a recién hecho, convence por  su textura, atrae por un sonido y conquista por su sabor; es una auténtica experiencia sensorial… De hecho, cuantos más sentidos se estimulen o intervengan, mayores serán las ventas. Si a todo ello le sumamos los mensajes subliminales, el éxito está garantizado.

 

 

 

(más…)

mayo 29, 2009

Heineken entra en tu congelador

 

 

 

 

La marca holandesa Heineken sigue su política de innovación. Esta vez es en México donde han diseñado una innovadora caja de cerveza que, además de su atractivo aspecto, permite la posibilidad de enfriar una de sus partes en el congelador para así, poder mantener las cervezas frías en algún transporte.

 

(más…)

mayo 29, 2009

Packaging en “todos los sentidos”

En la elección de un producto intervienen los cinco sentidos. Incluso podríamos hablar de un sexto: el subconsciente. Un envase atrapa visualmente por su estética, seduce por su aroma a recién hecho, convence por  su textura, atrae por un sonido y conquista por su sabor; es una auténtica experiencia sensorial… De hecho, cuantos más sentidos se estimulen o intervengan, mayores serán las ventas. Si a todo ello le sumamos los mensajes subliminales, el éxito está garantizado.

(más…)

mayo 28, 2009

Cuestión de sentimientos

Los sentimientos que nos embargan cuando entramos en una tienda influyen en nuestras decisiones. Dentro de nosotros llevamos deseos, recuerdos de una buena comida y lo que el producto debe hacer es conquistar al consumidor en este aspecto. Pero, todavía no ha llegado el punto en que se puedan probar los productos antes hacer una compra, por lo que el envase no solo debe ser atractivo visualmente, sino que debe conquistar los sentimientos de una manera contundente.

(más…)

mayo 27, 2009

La experiencia comunicativa del packaging

El consumidor está expuesto diariamente a millones de impactos de los que el cerebro, mediante un proceso inconsciente, descarta la mayoría. Sólo se queda con un producto si éste logra crear o recrear una emoción o proporcionar un significado personal. “Cualquier cosa”, no gracias. No vale…

 

 

 

(más…)

mayo 27, 2009