Tres preguntas a La Cía…

1. ¿ Qué características priman actualmente en el diseño de packaging?

Todos los especialistas de branding y packaging debemos focalizarnos hoy en día en conseguir:

  • Facilidad y rapidez de comprensión de los mensajes diferenciadores
  • Claridad y sencillez de contenidos relevantes para la toma de decisiones
  • Usabilidad / manipulación, práctica para que la experiencia post-compra sea positiva

Y la inteligencia comercial, ingenio y creatividad, por supuesto, siempre deben estar presentes.

El consumidor está ávido de historias que le sorprendan a través del pack.

2. ¿Cuáles son los pasos previos al diseño para realizar una buena estrategia de packaging?

Lo primero que debe hacerse es un análisis serio del mercado, es decir, qué ocurre en la categoría / segmento en el que nos movemos (oferta de productos, posicionamiento, targets, momento de consumo, mensajes visuales, códigos de color, diferenciación, formatos, materiales, formas de uso… cuáles son las tendencias en este sector, cuáles pueden ser las próximas innovaciones…) .

Con esta auditoría se deben obtener conclusiones sobre dónde nos encontramos y hacia dónde queremos ir; y cuál es el gap que nos separa de la meta. O cuál es el objetivo que debemos alcanzar, si se trata de un nuevo lanzamiento.

Una vez que se tiene claro el contexto, los retos, la competencia, el consumidor… se define la estrategia de comunicación de packaging. Es importante señalar que esta fase previa de consultoría, que en La Cía es absolutamente clave y definitoria para cualquier proyecto de diseño, es la fase en la que se establece  la jerarquía de contenidos y los enfoques estratégicos de comunicación de las rutas creativas que serán creadas. A partir de aquí, comienza el trabajo de diseño “puro y duro” respondiendo a la hoja de ruta que previamente ha sido preparada por el equipo de consultoría.

3. ¿Cree que las marcas están suficientemente concienciadas en la importancia que tiene el packaging?

Cada vez más. Las marcas se ha dado cuenta del enorme poder que tiene el envase como elemento comunicador y diferenciador en el lineal. La desinversión en medios convencionales de los últimos años ha redirigido esfuerzos de marketing al punto de venta y el packaging allí es el protagonista imbatible para ayudar a las marcas a conseguir sus objetivos comerciales.

El packaging es capaz de despertar grandes emociones, intereses, incluso pasiones… pero también genera rechazo y frustración o peor aún, indiferencia, si no se trabaja con un criterio experto y no se le saca el máximo partido que tiene.

El packaging refleja el adn de la marca y su compromiso con los consumidores.Cada detalle es tomado en cuenta y por pequeño que parezca puede conseguir romper barreras psicológicas y convencer con astucia, sinceridad e innovación.

Se nos ocurren muchas más preguntas, y seguro que a ti más. Hablemos entonces: http://www.lacia.com/contacto/contacto-local-lacia.html

www.lacia.com

enero 27, 2011