La importancia del packaging. Unas reflexiones

La importancia del packaging. Unas reflexiones

La importancia del packaging. Unas reflexiones 150 150 Lacía

En un mundo lleno de estímulos, de oferta y de saturación para los sentidos, hoy más que nunca, nuestra imagen, nuestros colores, nuestro diseño; en definitiva, nuestro packaging, juega un papel crucial, no solo en la decisión de venta sino también en la percepción que el consumidor pueda tener de nosotros.

Un posicionamiento clave y la elección precisa de los elementos que conforman nuestra carta de presentación no puede ser una decisión tomada a la ligera. El consumidor de hoy en día, es mucho más racional y menos impulsivo. Por lo que tiene en cuenta no solo el diseño, por ejemplo, sino también los materiales usados en la elaboración del mismo. Materiales respetuosos con el medio ambiente, desde su fabricación hasta su reciclaje.

Esto cobra una importancia todavía mayor si el producto al que estamos diseñando el packaging posee entre sus core values estas características, por lo tanto, tanto los materiales como los colores, letras o tipología de elementos que componen el conjunto debe estar acorde con el espíritu y la imagen de marca.

Por supuesto, no solo debe primar el diseño sino que el buen estado de conservación y transporte del producto se debe tener en cuenta a la hora de crear un empaque. Ya que esto nos puede afectar también a la hora de adquirir el producto, un diseño muy original e historiado puede no ser práctico para el consumidor.

Por último, en un entorno de nuevas tecnologías en el que los cambios se suceden muy rápido y las tendencias se solapan, hay que tener presente la historia de la marca, su evolución y ADN. Un cambio demasiado brusco puede suponer una pérdida de referencia o confusión a la hora de identificar nuestro producto y por tanto, visibilidad y autenticidad.

En conclusión, el packaging conforma nuestra carta de presentación, nuestra historia y visión del mundo. Contener, proteger y transmitir.

#ElPackagingComoNunca