Esperado no es igual que cierto

Esperado no es igual que cierto

Esperado no es igual que cierto 150 150 Lacía

Esperado distinto a cierto

En marketing debemos partir siempre de esta premisa para no equivocarnos, ¿cuantas veces damos por cierto una suposición que no lo es? Uno de los news más interesantes es el del portal de tendencias Trendwatching, un dinero bien gastado para estar al día; bien, pues me sorprendió que los viejos esquemas son eso, “viejos”, y muchas veces obsoletos; y que las personas están cambiando sus identidades de manera más libre que nunca, lo que afecta directamente a cambiar los patrones de consumo y ponían dos ejemplos para ilustrar este adiós a los viejos esquemas.

  • Existen más consumidores dispuestos a pagar un precio superior por un producto sostenible en China que en Australia.
  • En Nueva York hay más demanda por parte de las mujeres para asistir a cursos de programación gratuitos que de hombres.

Estemos atentos a los cambios, no siempre son los esperados.