Reinventar el packaging para vender más en tiempos de crisis y nuevas tendencias

Reinventar el packaging para vender más en tiempos de crisis y nuevas tendencias

Reinventar el packaging para vender más en tiempos de crisis y nuevas tendencias 150 150 Lacía

 

 

 

 

 

En el año 2009 Pepe Torquemada Vidal presentaba las líneas de orientación sobre la política de packaging que debían tomarse en cuenta en el nuevo marco socioeconómico, así como las nuevas tendencias de consumo que marcaba un nuevo ciclo de mercado.

Uno de los argumentos con más éxito partía de la idea de que cualquier marca/producto podía conseguir sus objetivos estratégicos y comerciales con  un buen packaging y que en tiempos de crisis las soluciones pasaban por reinventarlo y adaptarlo al nuevo consumidor, con una nueva propuesta de valor.

Los contenidos de esa ponencia no sólo siguen vigentes,  han cobrado más relevancia.

El diseño de packaging ha desarrollado una fuerza impresionante como un gran aliado para impulsar las ventas. Su reinvención ha permitido a muchas empresas – que lo han entendido y que se han asesorado con especialistas-  a afrontar con éxito la adversidad y seguir hacia adelante.

En 2009 hablábamos de tendencias como la búsqueda de los valores, el famoso back to the basics,  de la autenticidad, de la transparencia y de la honestidad… que debían estar muy presentes en los proyectos de diseño de packaging, respondiendo al contexto emocional que estaban demandando los nuevos consumidores del siglo XXI.

Ha pasado el tiempo, muchas cosas han cambiado pero las tendencias mencionadas llegaron para quedarse y no han hecho más que madurar y asentarse.

Storytelling: Contar la historia de la marca, su origen, su pasado, sus valores. No importa cuán antigua o joven sea, debe ser capaz de narrar un contenido que la haga auténtica.

Naturalidad: la sensaciones de cercanía, familiaridad y confianza forman parte del imaginario de muchas enseñas que quieren ser percibidas en un entorno más romántico, orgánico, huyendo de la artificialidad.

KISS: Por supuesto! Simplicidad, información ordenada, fácil de leer, de entender. La sobre saturación de mensajes nos ha obligado a «des-estresar» el lenguaje en las estanterías para que el consumidor encuentre un oasis entre tanto bombardeo de mensajes.

Verde que te quiero verde: la consciencia ecológica y social, convirtiéndose en una actitud, en una solicitud y en una forma de vida.

Nuevas trends:

La democratización del lujo.  Una nueva visión que convierte productos inaccesibles en productos al alcance de todos. El packaging ha sido un factor clave para demostrar que la calidad, el cuidado por los detalles y el diseño son herramientas para posicionarnos donde queremos.

– El uso de tecnología para la hiperconexión: su crecimiento es exponencial.. ya lo mencionamos en el post «packaging interactivo, una realidad»: http://goo.gl/2RCfc

Emotional design: como una exigencia. Si no hay experiencia y vinculación emocional no hay convicción.

Y alguna más que comentaremos contigo cuando quieras: http://goo.gl/si2t3

Lo que sí te adelantamos es que construimos y potenciamos los contenidos emocionales de las marcas con las que colaboramos, para que sus territorios sean genuinos y dinamizadores de ventas.

Diana de Nieves

 

 

  • Felicidades por vuestro blog. En los tiempos que corren, es necesaria evaluar las tendencias del consumidor y que éste pueda autoconfigurar sus propios productos, por lo que es necesario que el diseño del packaging sea innovador, para que pueda ser adaptado a las demandas del propio cliente/consumidor. Aparte. del producto, es necesario, crear experiencias de marca, para poder fidelizar a los clientes

    Muy buen blog

    Saludos

    Jose Antonio

    • Muchas gracias por tu feedback José Antonio.

      No podemos estar más de acuerdo contigo, Las experiencias que se creen en el momento de la compra son fundamentales para conseguir la satisfacción que tanto buscamos en los consumidores. En el Grupo La Cía. tenemos una división dedicada a en exclusiva a este concepto: Crear experiencias de alto impacto diferenciador para el shopper, que sean rentables para las marcas: retail sales experience.