Packaging, auténticos imanes para el consumidor!

Packaging, auténticos imanes para el consumidor!

 


Inauguramos una sección: «Entrevistas Exclusivas».

Hablaremos con expertos, marketinianos, académicos, apasionados por el mundo del packaging para conocer su visión del sector.

Contamos con la colaboración de Ana Serrano Tierz,  co-autora del libro «Estrategias de Comunicación en el diseño de envases», Documenta Universita, con prólogo de Pepe Torquemada Vidal CEO de La Cía. Group.

Ana es Dra. en Ingeniería por la Universidad de Zaragoza y Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia. Trabaja como Profesora en el Departamento de Ingeniería de Diseño y Fabricación de la Universidad de Zaragoza. Perteneciente al grupo de investigación ID ERGO: Research and Development in Ergonomics, del Instituto Universitario de Investigación de Ingeniería de Aragón I3A, investiga en los campos de la percepción del producto e investigación educativa.

DN: Ana, ¿Qué es para ti el diseño de packaging y por qué te apasiona tanto como a nosotros dedicándole tantas horas de investigación  y estudio?

AS:El diseño de packaging es una oportunidad. Oportunidad para las marcas a la hora de posicionar estratégicamente y definir la calidad de sus productos. Oportunidad para los diseñadores porque pueden aunar de forma creativa tanto los elementos de comunicación con los que cuentan (forma, material, acabados, gráfica de superficie) y que afectan a la percepción del producto, como incidir en la posibilidad de potenciar los niveles operativos o funcionales del producto. Y por supuesto, para los consumidores, ya que gracias al packaging, la experiencia de consumo va ser mucho más completa y placentera. Cuando el packaging es bueno, ¡GANAMOS TODOS!

En ocasiones, el packaging  permite hacerle un guiño al consumidor, y cuando esa situación se produce, el producto está “casi” vendido. Cuando estoy comprando en el supermercado y descubro un producto que me resulta especialmente atractivo, me gusta observar la respuesta de los consumidores ante él. Aquellos que expresan cierta sorpresa y sonríen, suelen elegirlo.

DN: Totalmente de acuerdo. En cada proyecto de diseño es importante transformar la oportunidad en ventas, encontrando el factor diferenciador y movilizador para que se produzca esa respuesta positiva del comprador en el lineal.

Sorpresa, sonrisa, confianza… «lo quiero» y «me lo llevo». Para eso hay que identificar, crear y defender el territorio de valores intangibles de las marcas para que su «ocean blue» sea muy fuerte, consiga la satisfacción de los shoppers y  el objetivo comercial de nuestros clientes.

DN: Háblanos de tus proyectos académicos relacionados con el diseño de packaging.

AS: A nivel de investigación, actualmente estamos trabajando con tres aspectos del producto: Impacto y grado de recuerdo del packaging; niveles experienciales del producto y la asociación del mismo a una determinada categoría a partir de su diseño.
Hablo de producto, puesto que consideramos al packaging como un producto en sí mismo; con requerimientos muy similares al que otros productos de uso cotidiano deben cumplir.

Me centraré en productos de gran consumo. En estos casos, cada vez resulta más complicado no sucumbir a los efectos de algunos diseños. ¡Son auténticos imanes para el consumidor! Creo que es precisamente la dificultad de que los nuevos productos lanzados al mercado triunfen, y su extrema competencia, lo que les impulsa a que los niveles comunicativos del packaging resulten cada vez más eficaces. A. C. Nielsen arrojó el escalofriante dato de que el 90% de los productos lanzados en Europa fracasan (“Los pilares del Marketing”, pag. 312 López-Pinto, B. et al. Ediciones UPC, 2008). También es cierto que todavía existen categorías de productos a las que hay mucho que aportar, y se perciben un tanto “aburridas”. En este sentido, creo que nuestros amigos del blog podrían indicarnos los productos que consideran más “aburridos” del supermercado 😉 y plantear una lluvia de ideas con posibles mejoras.

DN: Sí rotundo. Hay muchas categorías de Gran Consumo que necesitan reinventarse. Por citar un ejemplo, en el mundo de droguería y cuidado del hogar hay mucho todavía por hacer. Hay pautas standard  que la mayoría sigue y el consumidor no encuentra diferenciación que justifique su compra, aquí es donde entra la guerra del precio, por la pérdida de valor de muchas marcas. No me extrañaría que un nuevo player como Ikea lance una gama «sexy» en este segmento. De momento tiene un cleaner leather, le quedaría dar el paso al diseño emocional del packaging.

DN: ¿Crees que existe cultura de diseño en España?.

AS: Por supuesto, y cada vez más, ¿quién no sabe apreciar lo bueno? Este es un momento perfecto para impulsar nuestras marcas. Está claro que el que aguante el temporal, disfrutará de la calma… Ahora mismo sonrío porque me vienen a la cabeza algunas frases de amigos (no pertenecientes a la disciplina del diseño) que participan activamente en la compra de productos novedosos. Según ellos, “les encanta conocer nuevos productos”. Hay mucha curiosidad detrás de lo nuevo. La compra debe resultar lo más atractiva posible, y si siempre viésemos las mismas caras, la monotonía invadiría los lineales. Todos tenemos momentos de debilidad en los que nos apetece darnos ese capricho y nuestra parte racional pasa a un segundo plano. Cada vez más, las marcas nos ofrecen ediciones limitadas de productos para activar las ventas. El consumidor reconoce y valora el trabajo de nuestros diseñadores.

DN: Así es. Por ejemplo, la conocida marca de whisky DYC obtuvo excelentes resultados en notoriedad y dinamización comercial con su edición especial limitada, conmemorativa del Día del Orgullo Gay. Proyecto liderado por Carlos Hussey y Leticia Campos del Dpto. de Marketing Maxxium España, con los que trabajamos 100% en equipo.

DN:¿y desde tu punto de vista, qué cualidades debe tener un buen packaging?

AS: Para un producto que vaya a ser lanzado al mercado, es necesario que su diseño contenga un componente sorpresa o factor de lo inesperado importante (a nivel de imagen, de forma o de material). Sin duda, facilitará su aceptación. El consumidor espera ser sorprendido. Para los productos que se plantean un rediseño, simplemente hacer que el consumidor se sienta bien cuando lo perciba y confíe en él. Fácil de expresar pero más complicado de conseguir. Obtener un buen diseño lleva muchísimo trabajo. ¡Qué os voy a contar….!.

Debe cumplir adecuadamente todas sus funciones. Destaco las siguientes: operativa/funcional, comunicativa, estética, experiencial y de sostenibilidad.

DN: Los diseños de packaging que sepan entender al shopper y logren expresar  contenidos emocionales estarán muy por encima de sus competidores. Nuestro foco está en el performance en el lineal.

¿Cuáles son los principales retos en el packaging?

AS: Renovación y superación. La industria del packaging es un sector vivo y cambiante. Su principal responsabilidad es la de seguir respondiendo, no sólo a nuestras necesidades como consumidores y hacernos la vida más fácil y agradable, sino que también lleva consigo un GRAN COMPROMISO, que afecta a toda la cadena (fabricantes, ingenieros químicos, artes gráficas, diseñadores de producto, consumidores…): el COMPROMISO DE LA RESPONSABILIDAD.

DN: ¿En qué ha evolucionado más el packaging en los últimos años?

Queda claro que cada vez,  nos conocéis mejor 😉 Sabéis lo que nos gusta y cómo nos gusta y en esto, ha tenido mucho que ver la participación del consumidor en el proceso de diseño de los productos.

DN: Háblanos de los valores emocionales que despierta un envase.

AS: Establecer vínculos con el consumidor siempre será un acierto que facilite la introducción/consolidación de las marcas. Pero de nada servirá plantar un corazoncito como imagen principal en la gráfica de superficie de un producto, si finalmente el esfuerzo de la marca por cuidarnos se reduce a eso. Desde que Daniel Goleman publicara su “inteligencia emocional”, se ha producido un abuso en la presencia de la palabra “emoción” o  la imagen de un corazón, independientemente del producto o servicio. En este sentido, un tirón de orejas a todas las agencias de publicidad que han invadido el entorno de un tono emocional, que en bastantes ocasiones, queda vacío de contenido. Y algunos todavía siguen… ¡Los consumidores no somos tontos!

DN: En La Cía. tenemos un observatorio de tendencias worldwide que alimentamos con las novedades que afectan al comportamiento del consumidor y los avances en nuestro campo. ¿Qué tendencias destacarías?

Me gustaría destacar la labor que está desarrollando la Dra. Cristina Nerín del Dpto. de Química Analítica de la Universidad de Zaragoza, al frente del Grupo GUIA, investigando y diseñando nuevos envases activos y biodegradables para alimentos.

El envase activo suministra compuestos, por ejemplo, antioxidantes añadidos al polímero, que son capaces de proteger al alimento, al tiempo que absorbe compuestos que dañan al alimento, reduciendo el conjunto de tratamientos a aplicar a los productos. Este tipo de envases ofrece al consumidor un producto seguro y de calidad, con una mínima o nula adición de productos químicos. Es un campo apasionante que tiene mucho que aportar al diseño de packaging.

DN: ¿Puedes citar algunos ejemplos de materiales innovadores que se estén utilizando?

AS: La nanotecnología tiene mucho que aportar al mundo del packaging. Por ejemplo, la modificación de nanopartículas para desarrollar nuevos materiales de envasado. Al mismo tiempo, la nanotecnología permite aportar diversas propiedades a un mismo material. La incorporación de nanopartículas (“nanoarcillas”) en ciertos polímeros que aumentan el efecto barrera del envase, obstaculizando el paso del oxígeno y por lo tanto el deterioro del alimento, está introduciendo grandes mejoras funcionales en los diseños.

Este hecho, posibilita la reducción de los costes; tanto en la cantidad del material utilizado en la fabricación del envase, como en la simplificación de su proceso de producción. El Centro Tecnológico AINIA, con sus investigaciones, es un referente en este sentido.

DN: ¿Ahorro de costes o sostenibilidad?

AS: Ahorro de material, sin que por ello la calidad del envase, en este caso, su resistencia a la compresión, se vea afectada negativamente. En envases de botellas de agua ya he visto algunas marcas que han modificado sus envases de forma eficiente. Ser ecológico también vende! La pregunta sería ¿cuánto de responsabilidad y cuánto de estrategia?

En concreto, el envase del líquido de lentillas que uso habitualmente, modificó su espesor hace algo así como un año y medio, y ese hecho permitió que la interacción con el producto fuera más agradable, ya que tenía que emplear menos fuerza al presionar para que saliera el limpiador.

DN: Muchas gracias Ana por todas tus aportaciones.

Si estáis interesados en ver proyectos desarrollados por el equipo de Diseño estructural de Packaging 3D de La Cía. que cumplen ambos objetivos de ahorro y sostenibilidad: http://goo.gl/si2t3

Lectores, ¿qué opináis ? ¿qué categorías necesitan inspiración?, bienvenidos sean vuestros comentarios.

Diana de Nieves

Marketing Director La Cía. Group

Comentarios (2)
Regístrate para comentar
Leerlos todos
  • Dic 10th, 2011
    Yoyo. dice:

    En tiempos de crisis hay que ser muy buen diseñador para que los consumidores nos lancemos a gastar un poco más , y está demostrado que ese pequeño porcentaje extra, dinamiza la economía al incentivarse el consumo. Quien no sucumbe ante una cerveza de calidad presentada de una forma irresistible….Yo creo que el mundo del color y del olor esta por desarrollar en el packaging. Es cuestión de enlazar personas con deseos.

    1. Autor
      Dic 11th, 2011
      ciapadmin dice:

      La mutisensorialidad en el packaging es muy importante y la tecnología está ayudando cada vez más a incorporar nuevos elementos que apelen a todos los sentidos.
      Hoy en día se puede sacar mucho partido a los materiales, a las texturas, usando tintas especiales y soportes con acabados sensibles al tacto… y en los contrastes cromáticos hay mucho avanzado. Probablemente habréis visto el uso de leds para iluminar packs en el lineal:
      http://www.youtube.com/watch?v=j5_P3CmYnkcl
      Pero es cierto que el olfato- el sentido con más memoria (dicen que un aroma se recuerda toda la vida)- es al que más recorrido le queda en packaging.
      Hay ejemplos que destactar como el pack de galletas con olor, de Stefano Giovannoni.
      Desarrollaremos un post con este tema!

Comentarios Cerrados.

 
Ocultar Comentarios
Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir