¡Fuera las salpicaduras!

¡Fuera las salpicaduras!

Un nuevo packaging estructural acabará con las temidas manchas de ketchup. Y es que con este envase ya no abrá que agitar los botes de las salsas para conseguir que salga el producto. El procedimiento es muy sencillo: tiene dos orificios que dejan pasar el aire, por lo que la ley de la gravedad hace su actuación y el producto cae mucho más fácilmente. Por lo demás es elección del consumidor… Simple, original y muy útil.

 

 

 
 
 
 
 

 

 

Fuente: Popsop

 

Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir