No son frutas frescas, son cosméticos

No son frutas frescas, son cosméticos

Un interesante caso de éxito es el de la marca LUSH, una empresa que le ha dado la vuelta al concepto de la cosmética y ha explotado un territorio experiencial diferenciador.

Ha trasladado  las sensaciones y el entorno de la frutería, con sus códigos más habituales, pizzarras, colores, olores, tenderos con delantales… con una amplia gama de productos para el cuidado personal, hechos con ingredientes naturales, envueltos en un tono desenfadado y cercano, que respira la filosofía de sostenibilidad.

El packaging es llamativo, distinto, original, con un toque humano muy innovador. Cada envase lleva la cara de quien lo elaboró.  Un back to the basic que merece la pena destacar.

Un concepto novedoso, que combina innovación en producto y comunicación con el shopper, basados  estrategia de diseño packaging definida y de largo recorrido y una experiencia nueva en el punto de venta.

 

 

http://www.lush.com/

Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir