Packaging directo

Packaging directo

El packaging es un excelente intermediario entre el producto y el consumidor. Sus funciones son múltiples y variadas: informativa, de protección, emotiva, ergonómica, publicitaria, ecológica…un packaging diez es muchas veces aquel que consigue combinarlas mejor. Observamos una tendencia en sentido contrario: envases que persiguen eliminar la intermediación entre el producto y el consumidor, quitar cualquier barrera que pueda existir entre los dos para que la relación sea lo más directa posible. Ese tipo de packaging es frecuente en el campo de la tecnología (un caso reciente es el del iPod Nano) pero lo encontramos también en otros sectores como en este que hoy os traemos.

 

 

 

Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir