Reflexiones sobre packaging y el cuidado personal.

Reflexiones sobre packaging y el cuidado personal.

Una mirada global.

El cuidado de la imagen, expresado con el insight «me cuido para verme  y que me vean bien» y el del cuidado de la salud, «me cuido para estar sano» se funden en el concepto que marca el estilo de vida en nuestra sociedad.

Comparados con décadas anteriores, hoy en día muchos adultos jóvenes actúan y viven como maduros prematuros y los maduros nos convertimos en adultos rejuvenecidos, influidos por los productos y servicios que tenemos a nuestro alcance y a los efectos de la nueva longevidad.

La clara tendencia global es buscar productos que satisfagan el ego, la autoestima y que simultáneamente sean beneficiosos para el bienestar general del individuo.

En pocas palabras, queremos estar bien por dentro y por fuera y somos cada vez más conscientes de la necesidad de cuidarnos de forma integral.
Esto ha generado un tipo de consumidores exigentes que espera “lo mejor de lo mejor” en cada compra, movidos también por el aquí-y-ahora y por un impulso por vivir  tantas experiencias como sea posible.

El futuro está aquí. Los consumidores desean productos con beneficios para la salud incorporados que estén realmente bien diseñados, sean novedosos, deseables, accesibles, divertidos, elegantes, interesantes y positivos.

Por ejemplo: Tanto Microsoft como Sony han lanzado recientemente unos mandos de juego sensibles al movimiento: la X-Box Kinect y la Playstation Move, diseñados no sólo para mejorar la experiencia de juego, sino también, sino para añadir una dimensión física y saludable al mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro ejemplo son las aplicaciones en los smartphones  que ayudan a monitorizar el número de calorías que quemamos en un día… no es casualidad que unos 500 millones de personas estimadas a nivel mundial esperan usar aplicaciones móviles para el cuidado de la salud sobre el 2015. Fuente: Research2Guidance, noviembre de 2010/en trendwatching.
Todo esto explica la importancia del atractivo de nuevos productos, bienes y servicios: con características mejoradas,  diseños actualizados y una experiencia holística.

El shopper (el que hace la compra) y el consumer (el que usa o consume el producto) buscan el máximo rendimiento a sus desembolsos para conseguir «superávits emocionales».

En productos de gran consumo es inminente trabajar la confianza hacia la marca y construir en base a un diseño de packaging emocional y eficaz.

La naturalidad, la autenticidad, la conveniencia son valores que hemos remarcado muchas veces y que tiene gran valor para el consumidor.

La naturalidad que se expresa a través de la evocación orgánica,  “sin añadidos artificiales”.  La autenticidad, con mensajes honestos y diferenciados y la conveniencia a través de formatos prácticos, ergonómicos, on-the-go, reutilizables y por supuesto fáciles de reciclar.

Dando paso una nueva generación de alimentos con valores añadidos para el cuidado de la imagen, que se integran en una dieta sana (y mediterránea), en los que el driver principal es “como bien,  me siento y me veo bien”  constituyen una visión holística. Productos que puede consumir cualquier miembro de la familia, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Sin gluten, sin conservantes, sin colorantes, sin azúcares añadidos, son claims con mucha más importancia.

En lo que respecta al diseño estructural de packaging, la ergonomía, practicidad y la dosificación son esenciales para tener éxito. El uso de materiales reciclables también es valorado positivamente. Los consumidores desean pagar más por un ecodiseño, pero si queremos que las marcas que compramos sean responsables y respetuosas con el medio ambiente.

Diana de Nieves                                                                                                                                 Dir. de Marketing La Cía. Group

Quieres ver proyectos de gran consumo o cualquier otra categoría: http://goo.gl/q1vvl

 

Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir